Reciclaje Solidario

______________________________________________________________________

El valor del reciclaje solidario

Reciclar tapones de plástico se ha convertido en una iniciativa social para ayudar a salvar vidas. En concreto, sirven para niños con patologías complicadas y raras que necesitan urgentemente recopilar dinero, ya que sus tratamientos e intervenciones no están cubiertos por el sistema sanitario.

El reciclaje es un proceso por el cual un producto ya utilizado se vuelve a convertir en materia prima que sirve para la fabricación de otros nuevos productos.

En el plástico la dificultad de su reciclaje radica en que existen multitud de tipos de plásticos ( P.V.C., Polietileno, Poliestireno, metacrilato….. y un larguísimo etcétera) y no se pueden mezclar entre si para su reciclaje, la ventaja que tienen los tapones es que en su inmensa mayoría se fabrican con dos tipos de materiales que si se pueden reciclar en común.

El objetivo es recolectar tapones de plástico procedentes de los productos que utilizamos y consumimos a diario: zumos, suavizantes, champú, gel de baño, refrescos, aguas, aceites, entre otros.

Reciclar se convierte de esta manera en un modo de cuidar la salud de la Naturaleza y también de las personas.